martes, 13 de enero de 2009

La Universidad de Puerto Rico, Cómplice del Colonialismo

Los puertorriqueños no conocen su historia.  Y no la conocen porque no se les ha enseñado.  De hecho se les ha ocultado.  Esta terrible conspiración para negarle a un pueblo el derecho de conocerse así mismo se debe a una complicidad del gobierno de Estados Unidos con el de Puerto Rico, desde el mismo momento de la invasión estadounidense en el 1898.  La razón es obvia:  la ignorancia mantiene a los pueblos sumisos y arrodillados.  Es una venda que oculta todas las gestas históricas de nuestros hombres y mujeres que estuvieron dispuestos, y muchos así lo hicieron, a dar la vida por la libertad de Puerto Rico.  Eso no nos lo enseñaron. 

El principal instrumento que han usado para mantenernos en este oscurantismo histórico es el sistema de educación pública.  Los jóvenes que se gradúan de cuarto año son prácticamente analfabetos de su historia.  Por supuesto que el Departamento de Educación Pública, controlado por los partidos coloniales de turno, no harán nada para remediar esta situación.  Pero lo que es dolorosamente bochornoso es que la Universidad de Puerto Rico (UPR) se haya prestado para este juego.  Ha entregado así su verdadera razón de ser, que debe ser producir ciudadanos cultos, orgullosos de su nación y capaces de cuestionar todo lo que se les dice. 

Esta denuncia no parte de un prejuicio  o de una pataleta nacionalista.  Soy parte de la Universidad, como estudiante que fui de ella y ahora como profesor.  Hablo desde mi propia experiencia y someto la siguiente evidencia para sustentar mi acusación de complicidad. En Río Piedras, el recinto principal de la UPR, si usted aspira a convertirse en maestro de estudios sociales sólo se le requerirán seis miserables créditos de historia de Puerto Rico (HIST 3241 e HIST 3242) de un total de 127 créditos.  Menos de un cinco por ciento.  Por si fuera poco el agravio,  a esos estudiantes se les exigirá precisamente el mismo número de créditos de historia de Estados Unidos (HIST 3111 e HIST 3112). 

En el Departamento de Biología de la  UPR en Cayey, donde enseño, sólo se les requiere a los estudiantes tres créditos de historia de Puerto Rico, un compendio ralo que es un insulto a la inteligencia y que no debería tener cabida en una institución superior de enseñanza.  Los profesores que lo enseñan deberían negarse a hacerlo.  Esta es la descripción  según el catálogo de cursos de la institución: 
HIST 3245.  Compendio de Historia de Puerto Rico.  3 créditos. 3 horas. Este curso estudia el desarrollo histórico de Puerto Rico desde su descubrimiento hasta 1952. 
El compendio ese es como una calzo que han metido en el currículo de la mayoría de los departamentos, una plasta académica pegada con saliva para engañar a los estudiantes, que de tanto abuso medíatico, donde les meten hasta por las narices que lo de afuera es mejor, no se dan cuenta de lo que está sucediendo.  Porque para ellos también va la cosa.  Que no les suban el crédito cinco dólares, que nos cierran la Universidad.  Entonces se rasgan, ellos y muchos profesores, las vestiduras.  Pero en el día a día son manipulados con un currículo diseñado para que no cuestionen, contrario a lo que dicen las misiones y metas de todos nuestros recintos, para que no se den cuenta de que están, como en la película homónima, atrapados en una matriz diseñada para perpetuar este sentido de inferioridad nuestra de cada día.

¿No es esto una afrenta nacional?  ¿Acaso se puede cubrir la historia de Puerto Rico en un cursito, un compendio, que se reúne por tres horas a la semana durante un semestre?  ¿Es que después del 1952 Puerto Rico dejó de tener historia?  ¿Qué sucedió en esa fecha que, o nos quieren ocultar, o les causa bochorno discutirlo?  ¿Qué pasa con los colegas profesores de este país que no han gritado, no han sufrido un patatús de indignación y en su lugar se han revolcado en la complacencia colonial?  Y no es sólo en el Departamento de Biología.  Ni sólo en Cayey o en Río Piedras.  Es en todos los recintos, en todos los programas.  Ídem en las universidades privadas.  De hecho en algunos programas académicos no tiene que tomar nada de historia.

De ahí surgen los analfabetas culturales, gente agachada, que cree que el idioma inglés es superior al español, abochornados de lo nuestro, y que a lugares como la plaza de Guayama ahora le quieren llamar el "Downtown",  y a la calle principal "Main Street".  O como los de Guaynabo, donde tienen la "Guaynabo City Police".

En la Academia somos culpables también de que se nos esté cayendo el país encima.  Sé que hay voces que claman en el desierto, hay luces en la oscuridad que iluminan nuestro entendimiento y nos señalan el camino, pero la mayoría es una masa silente que vive el día a día y calla en una conspiración de silencio cuyo único propósito es adormecer al puertorriqueño.  Yo me cansé.  Voy a gritar y empezaré con el grito obvio: ¡coño, despierta boricua!


Edwin Vázquez de Jesús
Departamento de Biología
Universidad de Puerto Rico en Cayey

13 comentarios:

  1. Tienes toda la razón del mundo. Acá en Río Piedras se estuvo discutiendo la Reforma del Bachillerato por casi una década. Muchos profesores nos quejamos de la flagrante omisión de no tener cursos requisitos de Historia de Puerto Rico. Siempre nos pasaron el rolo con excusas baratas de que no se podía aumentar el número de créditos, que habían otros requerimientos de las asociaciones profesionales que acreditan los programas, que no había profesores para enseñarlos, que si patatín y que si patatán. La Administración de Río Piedras siempre se ha opuesto a estos cursos de historia de PR pues temen que los den los "izquierdistas". Es una verdadera vergüenza que nuestro sistema educativo se preste para este tipo de denigración de nuestra historia y nuestra nacionalidad.

    ResponderEliminar
  2. Ramón:

    Coincidimos plenamente.

    ResponderEliminar
  3. ¡Bravo Edwin!! Como te podrás imaginar esta entrada me hace feliz porque alguien más, que no es historiador, denuncia lo que por años he venido señalando. Por eso me he dedicado a publicar de vez en cuando posts de temas históricos o recomendando libros sobre nuestra historia. Y como sabes, tenía la intención de hacer un blog de Historia nada más pero luego descarté la idea.
    De nuevo, gracias por preocuparte. Pero recuerda que es parte de ser colonia pues no hay interés en promover nuestra historia de parte de los que no la valoran.

    ResponderEliminar
  4. Ivonne:

    Tú eres una de las luces a las que hago referencia.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo creía que ese problema era endémico del Departamento de Educación. Llevo un tiempo viendo los libros de historia del departamento y como y he comentado en otros lugares la historia en las escuelas públicas llega hasta la la invasión y luego salta hasta la epoca "gloriosa" de Luis Muñoz Marín. No tenemos héroes ni ejemplos que imitar por causa del sistema educativo. Pero por lo que dices parece que la raíz es más profunda.

    Personalmente te diré que lo que conozco de historia de Puerto Rico lo sé por los libros que me he dedicado a comprar por mi cuenta entre estos los de Ivonne quien me ayudó a apreciar mejor a Albizu Campos.

    Gracias por la información. Adelante y éxito

    ResponderEliminar
  6. Prometeo:

    En este país los que saben algo de historia es porque son autodidactas. ¡Qué tragedia!

    ResponderEliminar
  7. La vida es peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa. (Albert Einstein)

    ResponderEliminar
  8. La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa. (Albert Einstein)

    ResponderEliminar
  9. Si quieren aprender de historia de Puerto Rico en el Siglo 20, les recomiendo este libro de los profesores César Ayala y Rafael Bernabe. "Puerto Rico in the American Century: A History Since 1898. Lo tienen en La Tertulia.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Myrisa. No lo he leído y lo compraré.

    ResponderEliminar
  11. ¡UN COMPENDIO DE HISTORIA! ¡SANTO DIOS!
    desde el descubrimiento de PUERTO RICO... hasta el 1952... ¿Que paso con toda la oportunidad de darle a conocer al estudiante del origen del taino?
    Esto no es práctico porque todos sabemos que la mayoria de los cursos no cumplen con todo lo del prontuario y aveces se deja material por incongruencias del semestre(huelgas, huracanes, explosiones de CAPECO, entre otras.)
    Yo tome un curso de compendio el semestre pasado... era de literatura Puertorriqueña y el profesor a cada rato nos comentaba lo malo que era dar ese curso ya que solo se discutiria un texto por movimiento literario.
    Asumo que en ese curso de compendio de historia seria algo similar y que pasarian con los efectos en Europa y el Caribe que afectan directamente a la isla?

    Esto me apena grandemente, y lo digo mientras hago un trabajo monografíco para mi clase de historia, la clase toma tiempo para desarrollar los temas y establecer vinculos de siglos pasados a conductas de la actualidad.
    ---

    ResponderEliminar
  12. Hola Edwin, es posible que te acuerdes de yo soy un dia te dije si sabias donde estaba la escalera, te acuerdas ese tiempo era cuando buscabas farmacia para unas pastillitas o tu carro no tenia gasolina, bueno ese no es el tema, ya que usted tiene la forma de comunicarsce con miles de personas, que usted puede opinar y darlo a entender a todos, usted es biologo y yo soy un navegante, usted puede dar a entender, los teologos segun ellos y por matematica an desifrado el momento, tu crees que puedas darlo a entender 21/05/2011 y tambien la poderosa nuclear que puede alumbrar al mundo entero, bueno para que seguir, entiendo que su nombre es HANDRONES. Edwin Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  13. Soy natural de la República Dominicana y soy testigo del horror por desconocer su propia historia, mucha de la cual NO se enseña está en inglés, escrita desde un punto de vista "interesante". Como extranjero que no se apasiona por las trivialidades de la política boricua, he descubierto que las tres vertientes políticas han contado la historia a su propio antojo, la han tergiversado y hasta han "fabricado" héroes de papel, "paraísos" fantásticos y unicornios mágicos. Pero el problema no es el pasado (la historia en sí) sino el presente; los puertorriqueños NO AMAN SU PATRIA: unos porque no es libre, otros porque no tiene poderes y los otros porque no es un injerto de limón en el árbol de manzana.

    ResponderEliminar

Opina aquí